El contrabajo es un instrumento de cuerda frotada junto con el violín, viola y violonchelo. Es el más grave de los cuatro. Suele tener cuatro

cuerdas que se afinan por cuartas: Mi-La-Re-Sol.

  El sonido se produce por la vibración de las cuerdas al ser frotadas con un arco, aunque también puede producirse pulsándolas con la yema de los dedos,

técnica que recibe el nombre de pizzicato.

  Además de en la orquesta sinfónica, se utiliza en diversas formaciones musicales, sobre todo en el jazz.

  Existen distintos tamaños de este instrumento, que se adapta a las estaturas de quienes lo interpretan.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Conservatorio Profesional de Música Costa del Sol

Copyright © 2014. Todos los derechos reservados.